dimarts, 26 de març de 2013

Testimoni del patiment de tants i tants





Testimonio

La exclusión puede venir por muchos caminos y a veces confluyen todos en la  misma persona o la misma familia. Es el caso de Encarna y Francisco, un matrimonio de alrededor de 40 años con dos hijos de 10 y 15 años. Ella trabaja algunas horas limpiando en una empresa. Él está en paro desde hace 4-5años y no recibe ningún subsidio. 

La desesperanza se ceba en Francisco: “llevo mucho tiempo parado; me rechazan porque ya no soy ningún jovencito y porque hay mucha xenofobia por ser gitano…   Además, mi hijo mayor en plena adolescencia, se rebota y habiendo sido un chico responsable hasta ahora no quiere hacer nada. ¡No sabemos qué hacer!”.

Reflexión

 Jesús sigue muriendo en cada hermano que sufre las consecuencias de la crisis (o de la estafa). Su resurrección nos invita al inconformismo con el status quo, a acompañar al injustamente tratado por el pecado estructural y a empoderar al desesperanzado.  

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada